Políticas sociales y economías sostenibles

Sobre políticas sociales y economías sostenibles:

1
Toda propuesta política que aspire a dar forma y respuesta a los intereses de la sociedad, a la vez que abra canales de participación democrática debe plantear soluciones a los graves problemas que con carácter general sufrimos la humanidad y el planeta. Éstos sólo pueden ser abordados eficazmente desde la perspectiva que ofrecen la termodinámica y la ecología científica.

2
Además de generar graves situaciones focalizadas de pobreza energética; que sin duda requieren respuesta inmediata; el inevitable decrecimiento de la potencia que empieza a registrarse y que se prolongará durante muchas décadas, hace necesarias profundas transformaciones tanto en las estrategias de abastecimiento como en los patrones de transformación, distribución y consumo: En consecuencia, habría que tratar los problemas energéticos de capas y sectores desfavorecidos insistiendo a la vez en la necesidad de desplegar sin trabas administrativas las fuentes renovables. También en las ventajas del abastecimiento autónomo y disperso, y en la necesidad de generalizar hábitos y recursos de ahorro y eficiencia.

3
Al progresivo agotamiento y encarecimiento consecuente de la energía que procede de fuentes concentradas no renovables, se suma el deterioro acumulativo de los ecosistemas a escala planetaria. De ambos procesos combinados resulta una pérdida progresiva y generalizada de productividad, que las clases dirigentes intentan repercutir íntegramente sobre la gente trabajadora, para así conservar intactos sus privilegios económicos... Además de disputar a las élites la apropiación de las rentas decrecientes de una economía industrial en inevitable decadencia, la gente común debería ir explorando nuevas estrategias de aprovisionamiento autónomas y eficientes, a desarrollar bajo su estricto control y domino tanto en el ámbito individual como en el familiar y el comunitario. Tareas éstas que pueden ser decisivamente fomentadas, facilitadas y promovidas mediante un ejercicio consecuente del poder político democrático, incluso desde la oposición.

4
La desestructuración y degradación de ecosistemas que se viene desarrollando de forma sistemática en nuestro planeta al menos desde la llamada "revolución neolítica"; con la hasta ahora imparable expansión del sistema agroganadero; no tiene como se nos ha hecho creer una justificación técnica, en tanto que "desarrollo de fuerzas productivas". Por el contrario se debe a estrategias de generación de escasez, dependencia, explotación y dominación: La destrucción de las funciones de producción, almacenado y regulación de los ecosistemas limita el acceso de la población a los recursos básicos, y a la vez lo condiciona a los imperativos de la economía monetaria. Su sustitución por otros procesos artificiales; más concentrados y supceptibles de control; refuerza la posición de los grupos de poder centralizado, y conviene sin matices a estos últimos, aun cuando suponga una merma importante y generalizada de la productividad básica. La recuperación de esta última mediante la aportación de productos industriales viene reforzando dichas funciones dirigentes a costa de movilizar y derrochar enormes cantidades de energía potencial, que en gran parte han sido consumidas de manera absurda, y ya no están disponibles.

5
A la sociedad en su conjunto le conviene, en todo caso, otro sistema productivo más autónomo, automático, eficiente, descentralizado y generador de abundancia, que requiera menos inversión de trabajo y de recursos costosos. Además, el desmoronamiento de la economía industrializada lo hace necesario: de no avanzar en esta dirección nos podríamos ver arrastradxs hacia una nueva época feudal; sin derechos ni libertades; que difícilmente podría ser de nuestro agrado...

6
El nuevo sistema productivo que como sociedad nos conviene deberá tener su base en tecnologías sofisticadas, pero a la vez baratas y accesibles, y en ecosistemas potentes, masivos, diversificados y estables, tanto artificiales como naturales, que provean con regularidad, comodidad y proximidad, los alimentos, energía y materiales necesarios. Esto venimos planteando, con referencia a lo que llamamos "ingeniería de ecosistemas", que reúne permacultura, rewilding, gestión de servicios ecosistémicos y otras técnicas similares: Se trata de devolver al territorio la productividad que tanto las inercias de la tradición como los estrategas de la escasez vienen sacrificando, y de obtener así rentas mediante las que generar empleos de alta calidad, sostener políticas sociales; como la prestación social básica, de la que últimamente tanto se discute; y también servicios públicos costosos, como sanidad, educación, defensa y otros muchos aún por inventar.

Ecology4Economy, Galifa, enero de 2017.

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

26.09 | 19:26

Gracias. Un cordial saludo.

...
17.09 | 10:26

Me gusta

...
30.08 | 16:29

Gracias Carmen. Quedo atenta.

...
06.07 | 00:31

Hola Antonio, si efectivamente tiene que ver con la paleodieta pero desde un análisis científico basado en la bioquímica, la ecología y la antropología...

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO