Novedades en Ecología Y Servicios Ecosistemicos

El cambio climático y los humedales

Muchos tipos de humedales desempeñan un importante papel en el secuestro y almacenamiento de carbono. Son especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático, y al mismo tiempo las perturbaciones humanas en esos sistemas de humedales pueden causar enormes emisiones de carbono.

Los humedales son partes vitales de la infraestructura natural que necesitamos para afrontar el cambio climático. La degradación y pérdida de humedales agudiza el cambio climático y hace que las personas sean más vulnerables a sus impactos, como las inundaciones, las sequías y la hambruna. Muchas respuestas normativas al cambio climático encaminadas a aumentar el almacenamiento y las transferencias de agua, así como la generación de energía, pueden tener un impacto nocivo en los humedales si se aplican de forma deficiente.

El cambio climático aumenta la incertidumbre en relación con la gestión del agua y hace que resulte cada vez más difícil colmar la brecha existente entre la demanda y el suministro de agua. Cada vez se dejarán sentir de modo más intenso y directo los efectos del cambio climático en forma de alteraciones en la distribución y la disponibilidad del agua, así como en mayores presiones sobre la salud de los humedales. La restauración de los humedales y el mantenimiento de los ciclos hidrológicos son sumamente importantes en las respuestas para afrontar el cambio climático, la mitigación de las inundaciones, el abastecimiento de agua, la provisión de alimentos y la conservación de la biodiversidad.

Los humedales costeros desempeñarán un papel primordial en las estrategias establecidas para abordar en las zonas costeras los problemas derivados de la elevación del nivel del mar.

El agua y los humedales que funcionan bien desempeñan un papel fundamental para responder al cambio climático y regular los procesos climáticos naturales (mediante el ciclo del agua, el mantenimiento de la biodiversidad, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la amortiguación de los impactos).
La conservación y el uso racional de los humedales contribuyen a reducir los posibles efectos económicos, sociales y ecológicos negativos.

Texto extraído del libro: Manual 1: Uso racional de los humedales, de la serie “Manuales Ramsar para el uso racional de los humedales” 4a. edición, 2010

Aprendelta

Foto: Pablo Caridad

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

26.09 | 19:26

Gracias. Un cordial saludo.

...
17.09 | 10:26

Me gusta

...
30.08 | 16:29

Gracias Carmen. Quedo atenta.

...
06.07 | 00:31

Hola Antonio, si efectivamente tiene que ver con la paleodieta pero desde un análisis científico basado en la bioquímica, la ecología y la antropología...

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO