Teoría y práctica

Pinos y eucaliptos: encaje en el semiárido...

Como siempre en todo esto hay matices y como la mayoría de las veces los matices son lo mas importante. A diferencia de los eucaliptos, tanto el carrasco como el pinaster son especies autóctonas europeas e ibéricas y tienen su encaje natural en los ecosistemas de por aquí. El primero es especie titular en las etapas clímax del semiárido inferior, donde forma estratos arbóreos difusos sobre estepas de espartal o albardinar, con albaida, boja, romero, espino negro y otras muchas especies que, en parte, dependen de las mejoras microclimáticas que cada árbol genera a su alrededor. En semiárido superior y seco inferior, el carrasco tiene también un papel fundamental y una presencia definitiva en muchas comunidades clímax: Protagoniza el estrato vegetal mas alto, denso pero no cerrado, bajo el cual suele haber olivos, lentiscos, enebros, coscojas y aladiernos, con alguilagas, palmitos y sabinos cerca del litoral, y céspedes potentisimos de brchypodium retusum, dactylis glomerata y otras gramas forestales. Como en el otro caso, la inmensa mayoría de éstas plantas dependen de las condiciones que crean los pinos, y pocas de ellas sobrevivirían de ser eliminados éstos. En seco superior y en subhúmedo el pinar, aquí ya cerrado y de aspecto selvático, cubre una etapa sucesión avanzada que abre camino a las garrigas y bosques de esclerofitos mediterráneos. Pero ni siquiera en estos casos el carrasco desaparece por completo al madurar el ecosistema: Permanece como estrato abierto o difuso por encima de la masa titular. Otros pinos mediterráneos, como el pinaster o el piñonero, tienen funciones parecidas a estas últimas, pero en ombrotipos subhúmedos y en humedales. Por su parte el pinaster puede formar masas muy estables, definitivas o casi, en montaña, allá donde los esclerofitos tienen dificultades por el frío y los marcescentes por sequedad estival. En la práctica una masa de pinar natural que se haya desarrollado en respuesta a intensas degradaciones por fuego, erosión o labranza, se parece mucho a aquellas otras plantadas para madera, y el proceso de sucesión que conduce hacia el bosque titular es básicamente el mismo: Una sustitución lenta, gradual y sin prisas. Los eucaliptus son especies exóticas, por supuesto, pero una vez que están plantados y desarrollados están cumpliendo funciones de control microclimático vitales para que avance la sucesión, y si queremos acelerar ésta debemos conservar dichas functiones a la vez que facilitamos la sustitución que corresponda. Por ultimo señalar que, pese a su exotismo, tanto los eucaliptos como el pino canario tienen la capacidad de rebrotar de yema tras los incendios, facultad ésta que en según que casos no podría ser pasada por alto... La restauración de la cubierta vegetal en eriales labrados va a ser tarea prioritaria y factor económico decisivo en el futuro de potencia decreciente. La ingeniería ecosistémica es técnica compleja y puñetera como pocas y al mas mínimo despiste sale el tiro por la culata.

 Eucaliptos aislados en el seno de un pinar. Valle de Las Agüicas, La Muela. Cartagena de España.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

26.09 | 19:26

Gracias. Un cordial saludo.

...
17.09 | 10:26

Me gusta

...
30.08 | 16:29

Gracias Carmen. Quedo atenta.

...
06.07 | 00:31

Hola Antonio, si efectivamente tiene que ver con la paleodieta pero desde un análisis científico basado en la bioquímica, la ecología y la antropología...

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO