noticias comentadas, artículos, política, antropología...

Visto lo visto...
"Desde que empezó la crisis, hace poco más de cuarenta años, el activismo ecologista está repartido entre dos grandes corrientes: Una de ellas; anterior a la crisis , que sólo últimamente asume la denominación de ecologista, y que en principio prefirió llamarse naturalista, proteccionista o conservacionista; no ha entrado en críticas al sistema industrial, ya que lo ve como algo bueno, deseable o inevitable. Esta corriente centró sus esfuerzos en proteger especies biológicas y espacios naturales, pidiendo a las autoridades la promulgación de normativas que les mantengan al margen de la intervención humana, para que siga habiendo algo de naturaleza salvaje en un mundo dominado por las cosas artificiales, la tecnología y el progreso. La otra corriente ha sido mucho más critica y más radical: Parte de la base de que el sistema industrial no es el mejor de los posibles, sino más bien un completo desastre, y viene proponiendo sustituirlo por otro más ajustado a los intereses de la gente, y a las posibilidades reales del planeta. Con formas más ecológicas de obtener alimentos y otros recursos, menos consumismo, más autogestión y más autosuficiencia local. Para acercarse a estos objetivos ha recurrido a la movilización social, sobre todo en temas de contaminación y protección de ecosistemas, a la construcción autónoma de alternativas de vida a pequeña escala y a la acción política.

Aunque estas dos corrientes convergen en la protección de la biodiversidad, divergen en casi todo lo demás y cuando los ecologistas instaban a los naturalistas a sumarse a sus movidas, estos declinaban diciendo que no se metían en política. En realidad lo que sucedía, y sucede, es que sus preferencias van más por las derechas y el centro político, mientras que los otros se alinean más con la izquierda, el anarquismo clásico y los movimientos jipis. El caso es que pese a la crisis y a sus sucesivas entregas, cada vez más duras, la economía industrial ha sido capaz de dar empleo, consumo y jarana a la peña durante casi todo el tiempo, y sólo una minoría muy motivada se ha interesado por montar comunas y ecoaldeas, o practicar el cultivo biológico y la permacultura. Así que con las lógicas reticencias y diferencias de estilo y preferencia, los dos ecologismos han coincidido en muchas acciones concretas, campañas y encuentros, de forma que la opinión pública ha acabado viéndolos como una misma cosa... Pero resulta que cuando te has adelantado a tu tiempo, además de joelte, aguantarte, hacer acopio de paciencia y tener que subirte al carro de quien no ve más allá, sabes que a medio plazo llevas las de ganar por que el tiempo opera a tu favor... Así que ahora vemos cómo nos hemos comido las reservas más accesibles y baratas de petróleo, cómo el sistema industrial se va quedando sin fuentes energéticas de alta potencia que llevarse a la boca, cómo los ecosistemas perturbados, degradados pero, sobre todo, muy cabreados reparten ostias a diestro y siniestro sin fijar mucho los objetivos, y cómo la gente se interesa cada vez más por la permacultura, el rewilding, los servicios esosistémicos y cosas asín... Así que permítanme: Con los tiempos que corren ¿Qué pintan los delirios del autoctonismo irracional, dogmático, garrulo y recalcitrante enmedio de la que está cayendo y de la que se avecina? Rectificar es de sabios: Dense una oportunidad..."
J.Ramon Rosell

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

26.09 | 19:26

Gracias. Un cordial saludo.

...
17.09 | 10:26

Me gusta

...
30.08 | 16:29

Gracias Carmen. Quedo atenta.

...
06.07 | 00:31

Hola Antonio, si efectivamente tiene que ver con la paleodieta pero desde un análisis científico basado en la bioquímica, la ecología y la antropología...

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO