noticias comentadas, artículos, política, antropología...

Crisis ¿que crisis?
"Recién elegida, la diputada europea Lola Sánchez tuvo un significativo gesto de reconocimiento para una entidad no gubernamental que se dedica a dar de comer a gente necesitada... La crisis no va a remitir a corto o medio plazo. Esto es así por que no basta con poner a los delincuentes que nos mangonean desde las instituciones públicas en el lugar que les corresponde: Vamos a necesitar una profunda y extensa revolución tecnológica y cultural para que el hambre y la pobreza queden definitivamente erradicadas. La fuente de energía barata, concentrada y abundante, gracias a la cual las castas nos han pastoreado, engordado y malcriado durante décadas; el petróleo; se agota irremisiblemente. Y andan de los nervios, por que las fuentes de sustitución; las renovables; son dispersas y de baja potencia: Idóneas para que la gente pueda disponer de ellas de forma autónoma, comunitaria y descentralizada... El despliegue de estas nuevas fuentes de energía va a empujar de forma cada vez más insistente hacia un nuevo sistema productivo, consecuente con las características de todas ellas: Se van a reducir los radios de producción y de intercambio, los procesos y los mercados se va a relocalizar, las economías locales se van a diversificar: Ganarán complejidad y evolucionarán hacia la autosuficiencia. Y tanto se da esto por inevitable en las altas esferas que ya han surgido profetas de un nuevo feudalismo; lo alista pero caciquil; retando a la gente trabajadora acerca del control de los recursos básicos de los que dependerá en el próximo futuro nuestro bienestar y nuestra subsistencia... La tecnología y la cultura no son neutrales, por que en la forma de enfocarlas y realizarlas hay propósito, y matices en los resultados: Los grandes monocultivos, la industria agroquímica, los laboratorios de selección y manipulación genética, las redes de distribución y, al final del ciclo, los propios puntos de venta de alimentos, no están pensados para combatir la desnutrición y dar de comer a la gente, sino para producir flujos de dinero que acaben en las cuentas privadas de los grandes, medianos y pequeños agentes económicos de "el sector", a costa de lo que sea... Desde hace décadas, la ecología científica viene alertando de graves deficiencias productivas en el sistema agroalimentario. Algunas de ellas son recientes y han llegado de la mano de la industrialización, otras vienen de antiguo y hunden sus raíces en viejos errores; convenientemente consagrados y mitificados; que están en el propio núcleo de la agricultura, y tienen que ver con formas ancestrales de dominación socioeconómica. Nada de esto ha calado en la conciencia de la industria agroalimentaria; si es que tal cosa existiera; pero en cambio ha cobrado fuerza en quienes aspiramos a atender nuestras necesidades básicas a partir de nuestros propios recursos, y a que cada vez más gente sea capaz de hacer esto mismo... Así hemos encontrado que los ecosistemas tienen mecanismos automáticos de regulación y optimización. Y que, desde sus orígenes, la agricultura los desprecia y los desbarata a la vez que de manera contumaz y sistemática, impide una reconstrucción espontánea que los ecosistemas nunca dejan de reintentar... Hemos encontrado que todo el mercado de abonos, pesticidas, aperos, variedades y demás, forma parte de un fraude milenario sobre cuya responsabilidad puede ser cargada gran parte de las hambrunas que la humanidad viene padeciendo, así como los deterioros más básicos, y de mayor alcance, que sufre nuestro planeta. Y sabemos como remediarlo aplicando sin prejuicios, sin servidumbres y sin lastres de tradición, todo cuanto las ciencias biológicas ponen en nuestras manos. Le llamamos revolución tecnoecológica, tecnoecología a secas, permacultura, rewilding, servicios ecosistémicos... Son contenidos que van a más, están en la red y merecen ser consultados... Cada vez que alguien realiza un acto de generosidad y da algo de lo suyo en favor de gente a quién le hace más falta, surgen voces críticas que hablan de política de imagen, demagogia, parcheado del sistema y no sé que leches más... Ciertamente, las funciones que asumen las entidades no gubernamentales de asistencia social deberían ser desarrolladas por las instituciones públicas, pero hasta hace poco éstas han estado desaparecidas para asuntos de este tipo y, afortunadamente, alguien ha tenido a bien suplantarlas: menos mal... Ahora las cosas han cambiado: Sabemos más de cuestiones alimentarias que hace seis o siete años, hay grandes extensiones de terreno público desocupado o dedicado a funciones banales y, lo más decisivo: Hay personas y organizaciones firmemente comprometidas con los intereses de la gente que han asumido responsabilidades institucionales."
J.Ramón Rosell

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

30.08 | 16:29

Gracias Carmen. Quedo atenta.

...
06.07 | 00:31

Hola Antonio, si efectivamente tiene que ver con la paleodieta pero desde un análisis científico basado en la bioquímica, la ecología y la antropología...

...
05.07 | 01:41

Suena relacionado con la paleodieta.

...
24.03 | 17:15

Estaremos encantadas. Si vamos por la zona te lo haremos saber Joan ¡un saludo!

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO